Make your own free website on Tripod.com

LA VISTA

El sentido más desarrollado es el de la vista, lo cual se refleja en el tamaño tan grande de los globos oculares, de estructura muy semejante a la de los mamíferos, que ocupan casi 15% del peso de la cabeza. Los ojos tienen además un anillo óseo que le da rigidez, y una estructura interna llamada pecten, que es un pliegue lleno de vasos sanguíneos que se localiza en la córnea y que ayuda a que tengan una visión a larga distancia sumamente nítida. Es obvio pensar en la importancia que tiene la vista en las aves puesto que dependen del reconocimiento visual para identificar a los miembros del otro sexo o a sus enemigos, así como para la localización de sus presas a grandes distancias, como en el caso de las aves rapaces. Curiosamente, se ha comprobado que el espectro de luz que las aves son capaces de ver es mayor que el de nosotros, pues alcanzan a percibir algunas longitudes ultravioleta.

 

 

 

 

 

 

 


Anatomía interna del ojo

1. Rasgos generales que caracterizan el ojo en aves.

a)      El tamaño de los ojos en aves es proporcionalmente muy grande en relación al cuerpo. Ej: Ocupan 15% de la masa cranial del Starling. Los ojos humanos - el 2% de la masa cranial. Los ojos de Aguilas y Halcones son tan grandes como en humanos.

b)      La bola del ojo ocupa los orbitales (cavidad óptica) casi en su totalidad, por lo que el movimiento del ojo es limitado. El movimiento del ojo es mayormente hacia el pico.

c)       La posición lateral de los ojos permite visión lateral mejor que hacia el frente. Muchas aves observan objetos cercanos con un solo ojo, por lo que la visión monocular es usada en este caso. La visión monocular es inferior que la binocular en percibir profundidad y tridimensionalidad. Para corregir la pobre percepción de profundidad observan el objeto desde dos ángulos diferentes moviendo la cabeza hacia arriba y hacia abajo.


2. Anatomía del ojo

a) En términos generales se puede dividir el ojo en la parte anterior, formada por la cornea, lente, y parte posterior o cuerpo restante. Las dos partes están divididas por un anillo óseo (anillo esclerótico). Hay músculo estriado (músculos de Crampton y Brucke) adherido a este anillo que ayudan a enfocar al ojo. En la parte posterior y proyectándose desde cerca del nervio óptico está el pecten.

b) Cornea, lente e iris - En las aves tanto la cornea como el lente cambian su curvatura para enfocar, solo el lente lo hace en los mamíferos. Cuando los músculos de Crampton se contraen aumenta la curvatura de la cornea y por ende su poder refractorio. El ajuste del lente es controlado por los músculos de Brucke. La forma de la pupila es redonda en casi todas las aves.


c) Retina y fovea - La mayor cantidad de células fotoreceptoras (conos y bastoncillos) por unidad de area en la retina del ave hace suponer una visión excelente, superior a los mamíferos. Esto permite al ave formar imágenes claras, no importa el lugar de la retina donde incida la luz. La fovea es una depresión cóncava con alta densidad de conos. Es el lugar donde se obtiene mayor agudeza visual (capacidad de percibir detalles minúsculos a distancia). La mayoría de las aves tienen una fovea en cada ojo, cerca del nervio óptico. Esta fovea central es más profunda e histológicamente más compleja en aves con gran agudeza visual; ej: carpinteros. Las aves que en vuelo tienen que hacer ajustes continuos en distancia tienen dos foveas, una central y otra temporal; ej: águilas, halcones, gaviotas, zumbadores, vencejos, golondrinas. Estas aves tienen los ojos en la parte anterior de la caja cranial y su visión binocular es excelente. Las imágenes de visión binocular se reciben en la fovea temporal e imágenes de visión monocular en la fovea central.

d)      Pecten - Esta estructura es única entre vertebrados. Tiene forma de radiador, y está localizada cerca del nervio óptico. La opinion más aceptada sobre la función del pecten es que provee de nutrientes y oxígeno al ojo. También se cree que recoge desperdicios metabólicos. A diferencia de la vascularidad en la retina de mamíferos, en aves carece de vasos sanguíneos. Se especula que el pecten intefiere menos con las funciones visuales que una red de capilares en la retina.


3. Visión a colores

Por la alta cantidad de conos en la retina del ave, se presume que la visión en las aves es a colores. La retina de aves nocturnas poseen una cantidad mayor de bastoncillos que de conos. Los bastoncillos son fotorreceptores sensitivos a cambios en intensidad de luz. Los conos poseen gotas de aceite en las que hay pigmentos inmersos. Se desconoce la función de éstas gotas de aceite.

EL OÍDO

El oído está también muy desarrollado, pues gran cantidad de especies dependen de señales auditivas, cantos y llamadas, para comunicarse entre sí, conseguir sus presas, defender sus territorios y atraer a la pareja. El oído está compuesto por un tímpano y el hueso del oído medio, llamado columela, que es similar al de los reptiles (Figura II.3). Algunas aves tienen un sentido del oído tan fino que les permite orientarse en la oscuridad mediante el eco al igual que los murciélagos, como es característico del guácharo de Sudamérica. Otras aves nocturnas como los búhos, pueden localizar sus presas de manera muy eficiente gracias a una asimetría en la disposición de los oídos, pues el de un lado está situado en un plano ligeramente arriba de el del otro lado, así el ave puede triangular sus oídos con la presa haciéndola más fácil de localizar.



 

 

 

 

 

 


Anatomía interna del oído

 Audición

1. Estructuralmente el oido de las aves es similar al de los mamíferos. Consta de tres partes: oido externo, oido medio, oido interno. Las primeras dos secciones conducen el sonido del medio ambiente hacia la coclea, la sección del oido interno inmersa en un líquido. Células con vellosidades recogen las vibraciones que se reciben en la coclea y las transforman en impulsos nerviosos que viajan por el nervio auditivo hacia los centros de la audición en el encéfalo medio.


2. El oido externo carece de la pinae, oreja típica de los mamíferos. Las aves, sin embargo, poseen las plumas auriculares que cubre la apertura al oido y están bajo control muscular permitiendo guiar los sonidos hacia el canal auditivo. En aves acuáticas existe un repliegue de piel que se cierra cuando esta se sabulle, evitando cualquier daño al oido por la presión del agua.

 
El oido medio tiene un solo hueso, la columela, el cual conduce el sonido que llega a la membrana timpánica hacia el oido interno.


3. En el oido interno encontramos receptáculos cuya función es la percepción de movimiento y posición, canales semicirculares, sáculo y utrículo. Sobre las vellosidades de los receptáculos del balance en el sáculo y utrículo existe una partícula de carbonato calizo. Con la fuerza de gravedad halando esta partícula se generan impulsos nerviosos al cerebro, brindando información sobre la posición en el espacio.

4. El receptor auditivo en la coclea es el Órgano de Corti. Estos receptores consisten de células con vellosidades que descansan sobre la membrana basilar. Cuando las vibraciones de la columela llegan a la endolinfa, estas se prologan hasta llegar y activar las vellosidades en la membrana basilar y de ahí por el nervio auditivo al encéfalo medio.

5. ¿Cómo compara la capacidad auditiva de las aves con la de los humanos? La amplitud en la frecuencia de sonidos perceptibles por las aves es más reducida que en los humanos. La percepción optima de sonidos en aves fluctúa entre 1-5 khz de frecuencia. La percepción de sonidos a frecuencias más altas (ultrasonidos) y frecuencias bajas (infrasonidos) disminuyen sustancialmente en las aves. Claro está existen excepciones, particularmente en los buhos, que perciben sonidos a frecuencias más altas que los humanos.

6. Algunas aves que viven y anidan en cuevas, ej: Vencejos y Guácharos, emiten sonidos y dependen de su audición para navegar en la oscuridad. Estos sonidos no son de alta frecuencia (ultrasonidos) ya que el oido de las aves no los percibe. Estos sonidos fluctuan entre 2-10 khz, emitidos a intervalos de 1 milisegundo.

 

El GUSTO

Podemos deducir que el sentido del gusto está también poco desarrollado, aunque se piensa que pueden percibir algunos tipos de sabores al igual que los mamíferos. Esta deficiencia se hace notable si se sabe que algunas aves tienen no más de 70 papilas en la lengua, mientras que la lengua humana cuenta con alrededor de 10 000.

OLFATO


El olfato está mal desarrollado, tanto que podríamos decir que la mayoría no percibe los olores. Se sabe que los zopilotes tienen un olfato relativamente desarrollado, que les permite localizar a los animales en descomposición a cierta distancia. Las aves pelágicas como los petreles, también pueden localizar a sus presas mediante el olfato. Sin embargo, los kiwis son las únicas de las que se sabe tienen un buen olfato, pues sus nostrilos (las aberturas nasales), se hallan localizados en la punta del pico, lo que les permite encontrar gusanos y larvas debajo de la tierra.

 

 

 

 

 

 

 


El kiwi de Nueva Zelanda, la única ave con los nostrilos en la punta del pico.


Olfato


1. El tamaño del bulbo olfatorio varía de acuerdo a la ecología del ave. Es de gran tamaño en aves marinas coloniales, aves piscívoras y carnívoras; y pequeño en aves frigíveras, insectívoras, y granívoras. En el caso del Kiwi de Nueva Zelanda, un ave nocturna y carnívora, encuentra a sus presas bajo la hojarasca mediante el olfato. En el caso de buitres, condores, y auras, los cuales se alimentan de material putrefacta, dependen del olfato para localizar su alimento. Algunos Petreles, aves marinas nocturnas, recurren al olfato para localizar su nido en la oscuridad.

OTROS SENTIDOS


A diferencia de todos los otros vertebrados, las aves han desarrollado dos sentidos más. El primero es la percepción de los cambios de presión barométrica, que les permite detectar diferencias de presión muy sutiles. Se piensa que este sentido está localizado en el oído medio. Por otro lado, son capaces de detectar cambios en el magnetismo terrestre, lo cual es una ayuda invaluable como orientación para realizar las migraciones. Este sentido se encuentra localizado cerca de los nervios del olfato en forma de cristales de un mineral magnético, la magnetita, la cual reacciona con los cambios del campo magnético de la Tierra. Este interesante tema esretomado cuando se habla de la migración.

 

Volver a Material Académico

Volver al Curso de Ornitologia

 

Atrás

Siguiente